Atrévete a disfrutar de la belleza de Potosí que no es accesible a la vista, sino a la interpretación

VIAJAREMOS MUY PRONTO #REacturismo #AmamosViajar

Trabajemos por la recuperación del #Turismo

Síguenos por Facebook e Instagram

Escrito por Andrea Alexandra Maldonado Rivero

A veces la belleza de la forma y lo estético es inevitablemente atrayente a los ojos, más no lo es todo. No quiero caer en teorías superfluas al decir que “la belleza del interior es lo único que cuenta”. No, eso tampoco, pero si haré énfasis en aquella belleza abstracta que incluso atrae más que las dos anteriores, y sí, me refiero al MISTERIO que, sin duda, es cautivante.

Imagen de priy en flickr
#ACTURISMO #Bolivia

Novedades y noticias del mundo del turismo y la hotelería

Es decir, ¿quién no se ha roto un poco la cabeza tratando de descifrar lo indescifrable, tratando de analizar historias que no parecen tener un final convencional?

Los enigmas también forman parte de la belleza de las personas, de las cosas, pero también de los lugares. Bolivia cuenta con una infinidad de lugares misteriosos y enigmáticos, más no podemos nombrar a ninguno sin antes hablar de la Villa Imperial, de su característico “Cerro Rico” que fue el portador de riquezas más importante del mundo y a pesar de que ya no brilla como lo hacía en tiempos de la Colonia nos ha dejado un legado de historias y mitos que han impregnado el viento y las paredes de sus casas con ese dejo de antiguas glorias haciéndola una ciudad con una belleza nostálgica, taciturna y levitante en el tiempo.

Y no solo  hago referencia  a  este  fascinante cerro que según el mito está vinculado al culto ancestral o como algunos autores citan es “una entidad autónoma de maravilla y de pavor” por las victorias y muertes que ha engendrado,  sino también  a su arquitectura como “La Casa de la Moneda” que encierra pasadizos, criptas y  catacumbas con  historias desde las más normales hasta las más tenebrosas, así como aquellas de puertas cerradas que nadie conoce pero que todos murmuran, leyendas y cuentos  de señoras con velos negros que aparecen en calles solitarias, el viento que llora de madrugada  y  el “metal del diablo” que se ha apoderado de la vida de aquellos que deben trabajar en las minas  forman tan solo una parte del imaginario colectivo con el que cuenta esta ciudad.

Potosí es una ciudad fría, solitaria y  no responde a un turismo convencional, tiene el  atractivo de una ciudad de post guerra, ella en su seno cultural  nos lleva a cuestionarnos, a ser críticos incluso a indagar en lo desconocido, pues mucho se ha visto y dicho de los rincones y secretos que encierra; algunos dirán que es simplemente una ciudad colonial que alguna vez fue rica e importante y es todo lo contrario, su riqueza es  intrínseca e incomparable.

Atrévete a conocer la belleza que no es accesible a la vista, sino a la interpretación, atrévete a conocer Potosí.

Comentarios

Entradas populares